Aromaterapia en nuestras Mascotas

La aromaterapia es una terapia complementaria en base a aceites esenciales. Este tipo de terapia ha sido utilizada desde tiempos ancestrales en distintas culturas para prevención y curación de diversas enfermedades, pero fue descrita como la conocemos hoy fue desarrollada desde 1935 por un químico francés llamado Maurice Gattefosé. Los aceites esenciales utilizados en esta terapia son extraídos de distintas partes vegetales de las plantas a través de técnicas de extracción como la destilación en frío entre otras. Son aceites de alta concentración de principios activos se requieren pequeña cantidad de gotas para obtener resultados satisfactorios. Para la obtención de pocos mililitros se necesitan grandes volúmenes de partes vegetales, es por esta razón el alto precio. Por consiguiente, se debe hacer un uso consciente de ella, y tener presente la calidad y origen de cada uno de los aceites esenciales. Es importante tener presente que se comercializan aceites de diversos tipos, éstos solo son aceites de origen químico con rico aroma como por ejemplo los de frutillas y coco, pero que no tienen efecto terapéutico. Lo mismo ocurre con aromas utilizados en enchufes ambientales, aerosoles o productos de limpieza doméstica. Dentro de las propiedades que tienen los aceites esenciales se describen, no solo la relajación o estimulación, sino también efectos antibacterianos, antivirales, antiinflamatorios, regeneradores dérmicos, etc. Todo depende del principio activo y la planta de la cual se obtuvo. La aromaterapia se puede aplicar vía tópica (masajes en piel) o vía olfatoria, pero existen normas en su uso, ya que tiene efectos tóxicos si no es utilizada de manera responsable. A través de vía tópica deben ser usados con un aceite vehicular, nunca puros directamente sobre la piel ya que generan quemaduras. Los aceites vehiculares son aceites vegetales que se utilizan para diluir los aceites esenciales y permiten el paso a las capas profundas de la piel. Se pueden utilizar: el aceite de almendras, mosqueta, oliva, pepita de uva, entre otros. A través de vía olfatoria, pueden usarse inhalaciones propiamente tal del producto o difusiones ambientales las cuales utilizan difusores ionizantes que mantendrán la temperatura y humedad óptima del aceite esencial, evitando que se queme (no se recomienda para efectos terapéuticos los quemadores de velas). El efecto aromaterápico del aceite esencial a través de esta vía estimula directamente el sistema nervioso ya que ingresa a través del sistema olfatorio, llegando en fracción de segundos al sistema límbico generando efecto casi inmediato al coordinar el comportamiento emocional y los impulsos condicionados con los instintos, generando efectos fisiológicos y efectos sobre percepciones. Como dato especial debemos tener presente la capacidad olfatoria y sensorial altísima que tienen los perros y gatos, y el gran número de receptores de su sistema olfatorio lo cual hace que esta terapia sea altamente efectiva en ellos. La aromaterapia nos permite tratar y prevenir distintas enfermedades, así como complementar otro tipo de tratamientos y terapias. Por ejemplo, en cuadros respiratorios como resfríos, sinergias de aceites esenciales pueden aliviar síntomas y despejar vías aéreas. En casos dermatológicos, podemos tratar tópicamente lesiones logrando cicatrizar y regenerar tejidos. Es importante la indicación y supervisión médica, así como el compromiso del terapeuta y el propietario para obtener resultados positivos. La salud de nuestros animales es tarea de todos. Para mayor información, contacto@drymisvet.cl
2017-02-13T14:27:06-03:00